HISTORIA

A ocho kilómetros de Coblenza, donde el Monsela desemboca en el Rin y en el corazón de Alemania, se encuentra Schoenstatt. El lugar es testigo de una historia larga en gloria y decadencia.

Probablemente fue construida en el siglo XIII. Varias veces saqueada y destruida, fue reconstruida otras tantas. Los retoques y remodelaciones a que fue sometida por dentro y por fuera no lograron cambiar en el transcurso de los años su fisonomía básica.

Esta capilla – que los schoenstattianos llaman «Santuario» – es el corazón del Movimiento.

Estamos en el albor de la Primera Guerra Mundial. Reflexionando sobre el desafío y el peligro que ésta significaba para los jóvenes, el Padre Kentenich llegó al convencimiento de que la Virgen les ofrecía, a él y a sus educandos, sellar un pacto, una Alianza de Amor. Era el 18 de octubre de 1914 cuando les expuso su «secreta idea predilecta», su «audaz pensamiento»: «Quisiera convertir este lugar de peregrinación en un lugar de gracias, para nuestra casa y para toda la provincia alemana y quizás más allá«.

La historia futura ha demostrado que el Padre Kentenich no se equivocó en la interpretación del querer divino. El 9 de julio de 1947 concedió el Papa Pío XII la indulgencia plenaria a quienes visitan el Santuario, según las normas de la Iglesia.

La capillita, el cuadro de la Virgen y su título «Mater Ter Admirabilis» – Madre tres veces Admirable – son signos externos visibles del Movimiento. En el lugar de Schoenstatt, cuna y centro de la Obra Internacional, se hallan actualmente más de veinte casas, pertenecientes a las diversas agrupaciones y a disposición de los miembros y peregrinos de Alemania y el mundo entero.

P. Guillermo Carmona, Schoenstatt

UN HOMBRE NUEVO PARA UNA NUEVA COMUNIDAD

Tomado de:

https://www.schoenstatt.org/es/                  

http://www.redschoenstatt.org/

https://www.bajoelmantodemaria.com/          

http://www.schoenstatt.cl/

Schoenstatt

http://maximilianokolbe.com/rincon-virgen-schoenstatt-2014-09-15.html