MISIÓN

Llevar la imagen de la Madre Reina y Victoriosa Tres Veces Admirable de Schoenstatt, desde el Santuario, a muchos hombres y mujeres, en especial a las familias, en el espíritu del instrumento y a ejemplo de don Joao Pozzobon, para que, viviendo la Alianza de Amor con María, pueda actuar como la Gran Misionera al servicio de la renovación de las familias, de la Iglesia y de la sociedad. La vinculación al Santuario, a la Mater y al pensamiento del padre José Kentenich, son aspectos fundamentales de la Campaña de la Virgen Peregrina de Schoenstatt.

VISIÓN

Propagar la espiritualidad de Schoenstatt en sintonía con las diócesis y parroquias, con el fin de ayudar en la renovación del hombre y las familias, cooperando así con la misión evangelizadora de la Iglesia.

PARTICIPANTES

Colaboran en la Campaña de la Virgen Peregrina la Coordinadora de la Campaña, y los Coordinadores de los grupos de Misioneros que trabajan en distintas parroquias y todo aquel que ha recibido el envío apostólico.

GOBIERNO

La Campaña actualmente tiene una coordinación integrada por la Coordinadora de la Campaña, un Tesorero, la Jefe de Juventud Femenina de Schoenstatt y la Coordinadora de Comunicaciones del Movimiento. Los Coordinadores de los grupos de Misioneros conforman el Consejo de la Campaña.

CÓMO ME HAGO MISIONERO

El Misionero tiene conciencia de ser elegido por María para ser su colaborador. Así, trabaja como instrumento de Ella, dando testimonio de vida cristiana y poniendo a  disposición de la Virgen sus capacidades y conocimientos, con la misión de llevar la imagen de la Mater a otros lugares y familias, siguiendo el ejemplo de don Joao Pozzobon. Debe estar profundamente vinculado al Santuario, a la Madre de Dios y al padre José Kentenich, fundador del movimiento. El Misionero se alimenta de la espiritualidad mariana del Movimiento, mediante la lectura de libros sobre  Schoenstatt y con la vinculación al Santuario, ermita o santuarios parroquiales. Igual con la participación en encuentros, reuniones, y retiros que le son ofrecidos. Concluida su preparación, recibe el envío como Misionero durante la celebración de la Santa Misa de Alianza, en la cual se entrega la imagen que debe empezar a misionar.

HISTORIA

La Campaña de la Virgen Peregrina nace en 1950, en la diócesis de Santa María, en Brasil, durante el Año Santo Mariano instituido por SS Pío XII, en 1950, año durante el cual fue proclamado el dogma de la Asunción de la Virgen. La directora de las Hermanas de María de Schoenstatt, hermana M. Teresinha Gobbo, entrega a don Joao Pozzobon una imagen de la Virgen, con el fin de que la lleve a los hogares de la parroquia. Don Joao aceptó la misión y peregrinó la imagen durante 35 años; recorrió más de 140.000 kilómetros llevando a la Madre de Dios a las familias, hospitales, escuelas, cárceles, barrios pobres, parroquias, en la conciencia de que llevaba a todos el Santuario y sus gracias. En un principio este apostolado se extendió rápidamente, más allá de su parroquia, abarcando toda la diócesis de Santa María y ganando otras ciudades. La campaña se extendió internacionalmente sobre todo en los últimos años de su vida, después conocer los lugares santos de Schoenstatt y visitar la ciudad de Roma, en 1979. Desde entonces se propagó a distintos países y está presente dando fruto en los cinco continentes. De esta manera se han realizado las palabras proféticas que el Fundador, Padre José Kentenich, dijera en el Santuario de Santa María, en Brasil: “Ella quiere iniciar desde aquí un gran y original movimiento de renovación y usarnos como instrumentos”. (Padre J. Kentenich)

UN HOMBRE NUEVO PARA UNA COMUNIDAD NUEVA

Tomado de:

https://www.schoenstatt.org/es/                 

http://www.redschoenstatt.org/

https://www.bajoelmantodemaria.com/         

http://www.schoenstatt.cl/

Schoenstatt

http://maximilianokolbe.com/rincon-virgen-schoenstatt-2014-09-15.html